Category Archives: Road Music

Una Generación Incómoda con el mundo

  
UNA GENERACIÓN INCOMODA CON EL MUNDOLos noventa trajeron consigo una oleada de sonidos sucios y de letras plagadas de desesperación. Los hijos de los Baby Boomers, se habían hartado de los colores pastel y las promesas incumplidas

Vomitaban desde las cocheras de sus casas todo lo que habían aprendido escuchando ese rock duro de los 70 que había permeado su niñez y lo transformaban en riffs distorsionados y melódicos.

Esa rebeldía propia de la adolescencia trajo consigo además la oportunidad de darle a conocer al mundo que el rock seguía vivo, que tenía muchas historias nuevas que contar y que esas historias podrían no se color de rosa

De entre ese ejercito de bandas, vimos llegar a los Stone Temple PIlots.

Los hermanos De Leo, encontraron en ese chico desgarbado llamado Scott Weiland, una voz que sabían era capaz de comunicar con estruendo lo que su banda necesitaba

¿EL precio a pagar por esa pasión? Una desmesurada necesidad por ausentarse del mundo y exacerbarlo con Drogas

 https://www.youtube.com/watch?v=67XeyhUj4ik

Advertisements

Yvan Montecino ” Road Music “

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/a12/18992804/files/2015/01/img_1072-0.jpg

YVAN MONTECINO / @YvanHomoludens
Comunicólogo por profesión, creativo por inercia y músico por necesidad. Vocalista de la banda Inmundo Rosa, compositor y productor de audio y video…con más de 10 años involucrado en medios de comunicación como locutor, creativo y productor.
Un eco
Un 6 de enero de hace ya algunos años, al despertar descubrí bajo el árbol un regalo que cambiaria mi vida y me acercaría a lo que era ya una pasión latente dentro de mí: ahí se encontraba un pequeña grabadora Panasonic, gracias a ella pude comenzar a reproducir mis tres primeros kct. Curiosamente 3 soundtracks que en aquellos años resultaba una sensación.
El primero y más propio de mi edad, el de la cinta Ghostbusters, que incluía el famoso one hit wonder, del desaparecido Ray Parker Jr. Quien por cierto llegaría hasta la corte demandado por Huey Lewis acusándolo de plagio. El segundo la cinta del magnífico Prince, quien evocaba todos las emociones posibles con un álbum que comenzaría a expandirme la cabeza: Purple Rain…aún disfruto esos acordes de la guitarra del conocido como geniecillo de Minneapolis.
Finalmente en aquellos años Duran Duran, banda que tomo su nombre de un personaje de la cinta clásica “Barbarella” pasaba a la historia al ser parte de los grandes artistas que dieron un tema para la saga más longeva: 007 Bond, En la mira de los asesino sería el nombre de esta última cinta de Moore dentro del smoking y también del tema en el que Simón Le Bon y compañía clocarían este tema en el número 1 de las listas de popularidad.
Con aquella grabadora también llegaría la radio y el descubrimiento de estaciones como Rock 101, WFM, Cosmo 103 y muchas más que me adoctrinarían poco a poco en el mundo de la música y me ayudarían a expandir mis horizontes que desde entonces comenzaron a verse bañados con influencias de todo el mundo, ahí también descubriría otra de mis amadas vocaciones, la de saber que lo que ocurría entre canción y canción era importante y que este mensaje dado por los locutores provocaba en las personas ciertos temblores que podían sacudirlos.
Ahí mismo en esa pequeña Panasonic de un solo reproductor de cintas comenzaría a grabar mis primeros esbozos de rolas, todas ellas construidas sobre el humilde circulo de Sol, que era lo único que alcanzaba a tocar en esos días, ahí descubrí que incluso los más grandes sismas musicales comenzaban en la mayor intimidad con alguien deseoso de compartir un sentimiento que se vuelve un eco.
Como afirma el Uruguayo Jorge Drexler…es el eco del eco de un sentimiento…eso es la música, una serie de repeticiones inconexas que logran captar ciertos oídos, para hacerlos sentir. Y acaso no somos todo eso: una luz fugaz alumbrando desde otro tiempo